Consejos para convivir en pareja

La prueba de fuego de toda pareja

No quiero asustarte, pero seguramente la convivencia con tu pareja sea lo más complicado por lo que vayas a pasar. No conoces a una persona completamente hasta que no vives con ella. Es la verdadera prueba de fuego de toda pareja. La convivencia exitosa es un acto de equilibrio entre el sexo, el dinero, la limpieza, la comida y los sentimientos. Por eso he creado esta pequeña guía bajo mi experiencia personal.

Los problemas de dinero

Uno de los principales motivos de discusión de pareja. Hablar de dinero no es algo que la mayoría de la gente encuentre romántico. Sin embargo, pelear por dinero es posiblemente menos romántico. Por eso, mi recomendación antes de comenzar a vivir juntos es hacer un cálculo de los gastos mensuales, cuando aportará cada uno y por supuesto, si compartiréis cuenta bancaria.

El sexo hay que mantenerlo

En las primeras etapas de una relación (alias: pre-vivir juntos) el sexo es tan natural como respirar. Lo haces todo el tiempo, a menudo sin querer, y si tienes suerte, varias veces al día. El período de noviazgo hace que todo sea fácil.

Una vez que te  mudes para vivir juntos es muy fácil dejar de tener sexo y reemplazarlo con sueño, comida y Netflix. ¿Mi consejo? Planéalo. Sé que no es lo más romántico ni lo que esperas, pero de no hacerlo así pasarán los días y no ocurrirá. Simplemente, cada uno llegará harto de su trabajo y ni si quiera se te pasará por la cabeza hacerlo.

No abandonéis la vida de novios

Seguid saliendo juntos al mismo bar, discoteca o cine a donde solíais ir cuando no vivíais juntos. Sentíos igual de jóvenes que cuando no vivíais juntos y no dejéis de hacer esas cosas que hacíais juntos.

Las dichosas tareas del hogar

Deben ser siempre cosa de dos y no vale otra opción. Si cada uno elegís lo que más os guste y además os ponéis de acuerdo mucho mejor. Si no, cada día le tocará a uno y se repartirá equitativamente. Si no hay tiempo, piensa en contratar a una persona que se encargue de la limpieza de vuestro hogar.

Vivir juntos sin descuidar tu propia vida

Está demostrado que las parejas que tienen su circulo de amigos en común son más propensas a romperse. Siempre recomiendo que cada uno tenga sus amistades individuales y que inviertan tiempo en ellas. No abandones tus amistades y no te acomodes a la vida en pareja en exceso.

Acepta también lo menos bueno de tu pareja

Como te he dicho antes, no conocerás a tu pareja realmente hasta que vivas con el/ella. Comenzarás a encontrar detalles y cosas que no te gusten y te enfaden, pero tienes que aprender a vivir con eso. Tu también tienes cosas que a tu pareja seguro que no le gustan, pero hay que aprender a aceptar a tu pareja como es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *