Lo que aprendí de mi boda

Más allá de ser una gran celebración, una boda es un compromiso con la persona que tienes delante de por vida. No debe tomarse decisiones a la ligera y has de estar 100% segura de lo que vas a hacer. No cometas el error de casarte por la gran fiesta. Partiendo de este punto que considero el más importante, los siguiente también te servirá de ayuda.

Toda boda necesita un toque personal

Busca la forma de darle a tu boda un toque distinto a todas las demás. Para eso, no pueden faltar detalles especiales y regalos que tus invitados conserven por años. Intenta decorar tu boda con elementos que os describan a tu pareja y a ti. En mi vida, colocamos en un árbol todas las fotografías que nos hicimos juntos desde que empezamos.

No busques un vestido, busca “el vestido”

Pues sí, en mi boda llegué a probarme más de 50 vestidos. En los primeros 10 ya encontré alguno que me llamaba la atención, pero no terminaban de gustarme. ¡No cometas el error de conformarte! Sigue buscando hasta encontrar el vestido que sueñas (dentro de las posibilidades del presupuesto). Si necesitas buscarlo durante meses ¡hazlo!

Decide el número de invitados con tu pareja

Tenlo claro desde el primer momento cual es el límite de invitados. A veces, por compromiso, tendemos a llenar nuestro banquete de personas con las que apenas hemos tenido trato. No soy partidaria de eso, aunque esta decisión la tienes que tomar con tu pareja.

No quieras ser la decoradora de tu boda

Puedes hacer algunos detalles para las mesas y algún que otro elemento decorativo. De hecho, yo fui la encargada de los centros de mesa de mi boda, pero de nada más. No te obsesiones con hacerlo tu todo. Contrata a profesionales que se encarguen de hacer su trabajo y llega al día de tu boda lo más relajada y descansada posible. ¡Este punto es muy importante!

Elige bien al fotógrafo de tu boda

Para mí, tener un bonito recuerdo de mi boda en imágenes era esencial. Tengo amigas que desgraciadamente quedaron decepcionadas con las fotografías de su boda. Hablando con ellas me comentaron que eligieron por precio, o porque ya casi ninguno tenía la fecha libre y era lo que quedaba. Es imprescindible ver los trabajos que el fotógrafo tenga en su web, o en su facebook y instagram. Saber que el estilo que trabaja te gusta y te sentirás cómoda durante toda la boda. A mi, por ejemplo, no me gusta nada posar, y mi fotógrafo de bodas trabajó pasando desapercibido durante todo el día. Estuvimos encantandos con él y el resultado de las fotografías fue el mejor. No elijas por elegir a tu fotógrafo, son tus recuerdos los que están en juego.

Crea un horario o timing de tu boda

Intenta respetar los horarios de todos los acontecimientos principales de tu boda. Entrégalos a los proveedores y hazles saber que deben respetarlo para que todo vaya perfecto en un día tan importante. Desde que te levantas hasta el momento de la apertura de la barra libre, todo especificado por horas. ¡100% recomendable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *